Noticias

Experiencias educativas que promueven la equidad de género en Ciencia y Tecnología

Como parte del Espacio de Incubación de Proyectos en Mecatrónica, alumnas de las especialización y algunas de TIC, acompañadas por un grupo de docentes, asistieron al Centro Cultural de la Ciencia para participar del evento “Menos Mitos, Más Datos”, organizado por Chicas en Tecnología con el apoyo del Ministerio de Ciencia y Tecnología de la Nación y el Ministerio de Educación e Innovación de la Ciudad de Buenos Aires.


  • Experiencias educativas que promueven la equidad de género en Ciencia y Tecnología
  • Experiencias educativas que promueven la equidad de género en Ciencia y Tecnología
  • Experiencias educativas que promueven la equidad de género en Ciencia y Tecnología
  • Experiencias educativas que promueven la equidad de género en Ciencia y Tecnología
  • Experiencias educativas que promueven la equidad de género en Ciencia y Tecnología
  • Experiencias educativas que promueven la equidad de género en Ciencia y Tecnología
  • Experiencias educativas que promueven la equidad de género en Ciencia y Tecnología
  • Experiencias educativas que promueven la equidad de género en Ciencia y Tecnología
  • Experiencias educativas que promueven la equidad de género en Ciencia y Tecnología
  • Experiencias educativas que promueven la equidad de género en Ciencia y Tecnología
  • Experiencias educativas que promueven la equidad de género en Ciencia y Tecnología

A lo largo de la jornada, distintas profesionales compartieron sus experiencias en el rubro y aportaron valiosos datos con el objetivo de reducir la brecha de género, teniendo en cuenta que la participación de la mujer en el ámbito de la Ciencia y la Tecnología ha sido históricamente difícil.

Las jóvenes que asistieron al encuentro aseguraron que les resultó una experiencia muy interesante para reflexionar y aprender. “Me pareció una actividad muy necesaria para poder hablar con herramientas más concretas sobre lo que pasa en materia de brecha de género en mi división, en la especialización y en distintos ámbitos educativos y laborales. Además, la propuesta me brindó un espacio de hermandad con mis compañeras de la orientación y también para, en un futuro, conectar con otras chicas que ya estén trabajando en áreas tecnológicas”, expresó Lara.

“Hoy me siento con más firmeza para hablar sobre esto. Me parece muy bueno que el tema esté llegando a nuevos ámbitos como la escuela y que se involucren las instituciones. Este es un gran paso para que sigamos participando y creando más actividades de este estilo, tanto desde el lugar de los docentes como desde los estudiantes”, concluyó.

Sofía, otra de las asistentes, contó que salió empoderada de la actividad a pesar de sentir impotencia al ver el bajo número de mujeres insertas en el área: “Yo siempre intento transmitir que si a alguien le gustan los contenidos de Ciencia y Tecnología no debe tener miedo de acercarse a una especialización como Mecatrónica, porque realmente vale la pena”.

Luego agregó que le impresionó escuchar sobre las distintas actividades que se encuentran desarrollando algunas grandes empresas con respecto a cambios en la igualdad de género, paridad de salarios y oportunidades. “En el último tiempo aprendí a no dejarme llevar por los que dicen que no se pueden hacer ciertas cosas por ser mujer. Hoy siento todo lo contrario”, sostuvo.
 

Espacio de Incubación de Proyectos en Mecatrónica

La propuesta tiene como principal propósito fomentar el diálogo entre las chicas de la especialización para que puedan hermanarse, compartir, reflexionar y construir proyectos en la Escuela. A través de ella se busca promover una transformación cultural y favorecer la diversidad a la hora de las elecciones vocacionales y profesionales.

La Coordinadora de alumnos Carolina Grosman, quien además gestiona el Programa de Orientación Vocacional, comentó: “Estudiantes y educadoras mujeres cuentan que se sienten limitadas o discriminadas en ciertas áreas vocacionales vinculadas a la Ciencia y la Tecnología. Consideramos que estos obstáculos forman parte de una brecha de género que existe socialmente en ciertos rubros. Debido a esta problemática, desde nuestra institución estamos impulsando espacios de intercambio y transformación cultural. Buscamos romper con las barreras y los estereotipos naturalizados socialmente que condicionan a la hora de elegir una carrera. Apostamos a que de esta incubadora nazcan proyectos de las estudiantes para toda la comunidad educativa”.

Por su parte, la Prof. Lourdes Liberto, docente de matemática y referente del espacio de Incubación, aseguró que generar un espacio de diálogo y debate entre los alumnos es fundamental: “Queremos abrir puertas y cambiar la perspectiva de cada uno de los jóvenes que se sienten limitados a la hora de elegir. Buscamos inspirar a que todos puedan sentirse capaces de crecer y desarrollarse en el mundo profesional que sientan afín, independientemente de su género”.